Artículo en Sustainibility: Inversión sostenida por el consumo: un análisis de series temporales lineales y no lineales (en inglés; firmado junto a José Pérez Montiel)

Abstrat:

Este documento estudia la relación dinámica entre el consumo y la inversión en los Estados Unidos entre 1947 y 2018. Nuestros hallazgos respaldan los postulados de la economía keynesiana, mientras que son contrarios al trasfondo teórico en el que se basan los numerosos estudios empíricos sobre el nexo ahorro-inversión. Encontramos un nexo a largo plazo entre el consumo y la inversión, y una causalidad de Granger lineal positiva que se ejecuta unidireccionalmente desde el consumo hasta la inversión. Por lo tanto, la inversión se sustenta en el consumo. Además, encontramos que las variables tienen estructuras no lineales y, por lo tanto, aplicamos pruebas de causalidad no lineal. Proporcionamos evidencia de causalidad no lineal que se ejecuta unidireccionalmente desde el consumo hasta la inversión. Sin embargo, después de controlar el gasto gubernamental, esta relación causal no lineal desaparece, lo que indica que el gasto gubernamental impulsa la relación causal no lineal entre el consumo privado y la inversión. Argumentamos que este hallazgo es consistente con la noción de que las decisiones de inversión están guiadas por la demanda agregada permanente, porque el gasto público permite que el consumo privado tenga una trayectoria suficientemente permanente para ser considerado como una guía para las decisiones de inversión. Nuestros resultados no respaldan las medidas de austeridad y deflación implementadas en los últimos años (especialmente en la Unión Europea). Por otro lado, nuestros hallazgos requieren el incentivo del gasto público final, ya que favorece el vínculo a largo plazo entre las decisiones privadas de consumo e inversión.

sustainability-11-04381-2

Anuncios
Publicado en ECONOMÍA AMERICANA, TEORÍA ECONÓMICA Y PENSAMIENTO ECONÓMICO | Deja un comentario

El PIB en la picota

El PIB es el indicador, la medida, que economistas y políticos utilizan para comprobar el grado de evolución de una economía concreta. Desde 1930, cuando el gran economista Simon Kuznets propuso este indicador sintético (lo que contribuyó notablemente a la toma de decisiones por parte del presidente Roosevelt durante el New Deal), el PIB se ha traducido en una medida totémica para todo el mundo. Si usted quiere saber si la economía de su región o de su país está en racha, debe disponer de ese dato esencial: cuánto ha crecido o se ha contraído la generación de riqueza. Ahora bien, en los momentos actuales, ante los cambios transcendentales que se han producido en la economía mundial –y, por supuesto, en la más próxima–, transformaciones que suponen la consolidación de economías de servicios avanzados (frente a las de perfil más claramente industrial, que eran las que dominaban hasta los años 1970) y la extensión de las nuevas tecnologías derivadas de la inteligencia artificial, junto a los retos del cambio climático, las formas de medir el PIB empiezan a chirriar.

Seguir leyendo

Publicado en TEORÍA ECONÓMICA Y PENSAMIENTO ECONÓMICO | Deja un comentario

Nacionalismo económico, incertidumbre económica

Los vientos de cola van desapareciendo en la economía. Los datos son preocupantes. La posición proteccionista de Trump está generando todo aquello que la historia económica nos enseña, en función de lo acontecido en otros períodos (lo venimos advirtiendo en esta columna hace ya meses): movimientos parecidos en países afectados por los aranceles que aplica el presidente americano, particularmente a China. El coloso asiático responde con medidas parecidas, lo que se traducirá, al extenderse, en una contracción del comercio internacional. Estamos ante una especie de guerra comercial en toda regla: una política deliberada de arruinar al vecino para proteger, sobre todo, intereses electoralistas más que económicos. Las políticas de Trump van a tener efectos letales para la macroeconomía norteamericana, desde el momento en que deberá inyectar millones de dólares a los sectores afectados por los aranceles chinos, de forma muy específica en el terreno agrícola. Un ámbito en el que Trump recogió jugosos réditos electorales y que, ahora, no puede ver en peligro. Esto incidirá en la consecución de mayores déficits presupuestarios, que deberán ser cubiertos por un mayor endeudamiento público. Un despropósito que no tiene más explicación que un nacionalismo económico exacerbado y escasamente efectivo en el medio plazo, tal y como está denunciando desde hace ya meses economistas de la talla de Paul Krugman o Bradford DeLong, desde las páginas de The New York Times.

Seguir leyendo

Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

Curricular Summary

CURRICULAR SUMMARY

Publicado en CURRICULUMS | Deja un comentario

“Hongkonización” económica

Hong Kong: 1.110 kilómetros cuadrados (Mallorca es tres veces mayor), 7,4 millones de habitantes y una densidad de 6.740 habitantes por kilómetro cuadrado. La renta per cápita es de unos 41.000 dólares, una deuda per cápita de 20 euros, un índice de desarrollo humano alto (la esperanza de vida es de 84 años), una tasa de paro que supera ligeramente el 3%, un salario mínimo de unos 700 euros y posiciones destacadas en rankings de competitividad (en séptimo lugar en el mundo: dato de 2018) y en innovación (el catorceavo lugar: también 2018). Esta isla demuestra que es posible crecer en un espacio físico muy limitado. La sensación de agobio es importante. Hong Kong, como otras economías insulares, a veces se invoca para explicar lo que es realmente la saturación demográfica, el desbordamiento de las demandas humanas sobre recursos naturales escasos. Hong Kong ha emitido (el dato es el más reciente: 2017) poco más de 6 toneladas de CO2 per cápita (Estados Unidos: 15,74 toneladas; España, unas 5 toneladas, según el Banco Mundial). La cifra se mantiene estable desde comienzos del siglo XXI, con alguna fluctuación puntual.

Seguir leyendo

Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

Economistas imperfectos

Richard Freeman, catedrático de Economía en Harvard: en uno de sus estudios sobre las naciones que tienen las posibilidades más elevadas para obtener un sólido crecimiento económico en el futuro, el eminente profesor concluye que la suerte es tan importante como la política económica. La afirmación es, cuando menos, llamativa, y denota el grado de superficialidad –ya sea por impotencia, ya por sinceridad– que algunos insignes colegas están imprimiendo a la disciplina de la Economía que, por otra parte, muchos la observan como una ciencia alejada del resto de las ciencias sociales. Una digamos “Física” de esas ciencias sociales. Nada más lejos de los hechos. Sin embargo, Freeman indica, en una clara noción de realidad, que el flanco más débil del capitalismo no es el mercado laboral –un aspecto sobre el que siempre se pone un énfasis excesivo–, sino el financiero: las investigaciones concretas, dice, lo demuestran. Freeman subraya que los fracasos en el mercado laboral imponen a la sociedad costes más moderados por ineficiencia; por el contrario, los problemas graves del mercado de capitales acaban por perjudicar de manera brutal a la sociedad, hasta el punto de que son los trabajadores, y no los instigadores del desastre financiero, los que más sufren. La globalización infiere que el fracaso del mercado de capitales en Estados Unidos ha salpicado miseria por todo el mundo; esto ya es reconocido por una copiosa literatura económica –con nombres irrefutables en el campo de la economía liberal, como Martin Wolf–, pero también por algunos de los protagonistas más directos de la Gran Recesión, como el propio Ben Bernanche, presidente de la Reserva Federal durante el epicentro de la crisis. Por ejemplo, el gran hundimiento de la ecuación monetarista sería una muestra ilustrativa: la relación directa entre emisión monetaria e inflación. Vemos como, por el contrario, con datos en la mano y no con abstracciones teoréticas, a pesar de las enormes transfusiones de dinero al mercado, los niveles de inflación no solo están bajos sino que, en algunos momentos, han derivado hacia la deflación. La Unión Europea es un caso palmario al respecto. Estos experimentos, que se sustentan sobre las teorías monetaristas más divulgadas que emanan de la Universidad de Chicago, se han revelado fallidos con claros corolarios, también con datos concretos: un coste social altísimo, particularmente observables en determinados países (Grecia, Portugal, Italia y España serían, con gradaciones dispares, muestras a considerar observando sus tasas de paro y el estado de sus cuentas públicas y niveles de deuda).

Seguir leyendo

Publicado en TEORÍA ECONÓMICA Y PENSAMIENTO ECONÓMICO | Deja un comentario

Regiones españolas y resiliencia económica: reciente estudio publicado en la revista Sistema

Regiones españolas y resiliencia

Publicado en ECONOMÍA ESPAÑOLA | Deja un comentario