Capitales para crecer de otra forma

               El proceso de cambio de modelo de crecimiento no es breve, ni inmediato. Son varios los ingredientes a considerar en la ecuación. Primero: las estrategias de inversión, que provienen tanto del ámbito público como del privado. Las visiones que tengan los gobiernos y las administraciones públicas resultarán determinantes para orientar la formación de capital. Las buenas iniciativas privadas deben ser “protegidas” por el gobierno, en el sentido de darles coberturas y facilidades, no estrictamente en forma de subvenciones directas. Asimismo, el sector público debe actuar como acicate inversor, principalmente en aquellos campos que faciliten la transición económica. Segundo: la formación de los trabajadores, aspecto que infiere una clara reorientación de los procesos formativos hacia posibles actividades emergentes en el mercado de trabajo. Las capacitaciones obtenidas deben ser un claro reclamo de mejoras salariales y, obviamente, de incremento de la productividad. Tercero: la porosidad comercial, lo que significa que inversión y formación sumen potencialidades para iniciar una mejor penetración en mercados ya existentes o en otros nuevos, que pongan de manifiesto posibilidades plausibles de negocio.

Seguir leyendo

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Enfrentarse a lo peor

Las recientes declaraciones sobre la evolución económica por parte del FMI son concluyentes: se advierte que lo peor está por venir. Y, ante esto, se admite que los gobiernos deben seguir en una senda expansiva de gasto, con el auxilio de los bancos centrales de cada área monetaria. Estos argumentos, más desarrollados por parte del Fondo, son sorprendentes por la heterodoxia que comportan: el contraste con lo acontecido durante la Gran Recesión es notable, lo que infiere que algo se ha aprendido de aquello. La austeridad mal entendida –es decir, los recortes draconianos en los sectores sociales– y la contracción del gasto público, se han revelado, con datos en la mano ya bien conocidos (los recientes trabajos de Thomas Piketty y Branco Milanovic, con el profundo análisis de una copiosa batería de variables, son ilustrativos al respecto), como nefastos para la resolución de la crisis desde sus prismas social y económico. Esta crisis ha cambiado la noosfera de la economía; esperemos que ese cambio acabe por consolidarse y haga variar los recetarios y manuales que los profesores enseñamos a nuestros estudiantes en las facultades de Economía y Empresa. Seamos escépticos. Pero no renunciemos a creer que las enseñanzas de la economía real pueden permitir visiones distintas a las consideradas por el mainstream.

Seguir leyendo

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Gastar para estimular

Mario Draghi, en una reciente entrevista en el Financial Times: la deuda pública va a crecer mucho con esta crisis, y ello va a obligar a plantearse seriamente una política de quitas, teniendo en cuenta que una parte considerable de esas deudas serán impagables. Nada nuevo en la historia económica; pero importante que se diga desde una voz más que autorizada. Toda una declaración de principios que incomoda al escolasticismo. El relato económico ha cambiado. Y la evolución del coronavirus está dejando algunas consideraciones importantes en el campo de la economía. Quizás la primera, la más relevante, de carácter teórico y también aplicado, es esta: la noción del papel del Estado, la significación crucial de la intervención pública en esta etapa insólita, de congelación casi total de la actividad económica. El Estado se encuentra tras estas decisiones capitales.

La segunda de esas consideraciones a las que se aludía es el papel de los bancos centrales, más ágil que la vista durante la crisis de 2008. En esta coyuntura, el BCE, por ejemplo, ha ejercitado sus movimientos con contundencia. La inyección de dinero es considerable, y el reto estriba en que ese flujo llegue a sus destinatarios reales: gobiernos, empresas, familias. Pero, además, ya se intuye que eso no va a ser suficiente. Los procesos de recuperación urgirán de nuevos estímulos, nuevas andanadas de dinero amparadas en una evolución de los tipos de interés que está siendo favorable. Es un riesgo muy bajo de inflación, cuando la demanda se hallará, igualmente, con las constantes vitales planas. Los gobiernos deben hacer una cosa en tal escenario: gastar. Ya se pensarán los ajustes en su momento. Pero ahora toca elevar la demanda agregada.

Un tercer factor a considerar es la acción coordinada de Europa, fragmentada una vez más por la idea hanseática de que los países del sur se acojan a un rescate totalmente injusto. Alemania tiene en los mercados europeos una vía clara para sus exportaciones, más del 6%; Holanda, poco más del 12%. Cifras relevantes que deberían hacer pensar a los dirigentes del norte de Europa que la anemia del centro y del sur de Europa va a ser nociva para sus propios intereses. Esto observando únicamente el prisma crematístico, sin incidir en la desgracia humana que se puede infligir si no se acuerdan hojas de ruta conjuntas. Las reglas deben romperse, sin más miedo que el temor a la muerte de muchas personas, a su padecimiento por pérdidas de puestos de trabajo y empresas, a sus debacles familiares y humanas. No es tiempo de rigideces ni de catecismos egoístas.

Un cuarto factor, que enlaza los expuestos, es la urgencia en arbitrar mecanismos de mutualización de las deudas. Las cerrazones alemana y holandesa no obedecen a condicionantes técnicos, y son cortoplacistas en el ámbito económico. Esas posturas pueden estar sometidas a intereses más electoralistas nacionales que en clave estrictamente europea.

Están las instituciones, hay dinero, todos parecen ir hacia el mismo objetivo. Pero debe imponerse el sentido común para evitar el desastre que, para algunos, cuadrará sus hojas de cálculo, pero llenará de espanto a muchísima gente.

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Turismo en la encrucijada

En el nuevo horizonte que se abre para el turismo apuntamos seis marcos cruciales de reflexión:

  1. Los debates que se generen sobre el futuro del turismo deberían estar presididos por dos principios: el de la realidad y el de la precaución. El de la realidad, para no dejarse llevar por ideas excelsas, utópicas, que quedan muy bien en el papel escrito, pero que requieren de un tiempo que no necesariamente se tiene. El de la precaución, porque hacer oídos sordos a las externalidades ecológicas, sociales y culturales del turismo de masas, supone no haber entendido los problemas que ya aquejaban al sector y que ahora emergen.
  2. Es importante que la ciudadanía conozca la contribución positiva que supone el turismo; al mismo tiempo, es preciso explicar que el turismo provoca externalidades ambientales que deberán corregirse, si en el nuevo escenario que se abre se quiere competir con productos que tengan dos sellos esenciales: el sanitario y el ecológico.
  3. Las tasas turísticas deberían mantenerse. Pretender reducirlas, tal y como están formuladas en los destinos españoles, supone seccionar entradas de dinero para las respectivas haciendas, capitales que se pueden usar en actividades e infraestructuras que mejoran, de hecho, el propio destino.
  4. Abordar la diversificación económica. Economías regionales cuya dependencia del turismo de masas es muy elevada, deberían aprovechar la crisis para repensar su pauta de crecimiento. Y, por extensión, el modelo de crecimiento de la economía española. Diversificar la economía no se hace por decreto: requiere análisis profundos, inversiones importantes y complicidades público-privadas, con la presencia de los sindicatos. En definitiva, urge la planificación estratégica.
  5. La sostenibilidad no va a ser un concepto hueco o de marketing. Los destinos turísticos deberán trabajar en la elaboración oficial de indicadores biofísicos, para que el concepto se llene de contenido, condicionantes ambientales que se avengan con los ODS de las Naciones Unidas. Desafíos importantes, pero ineludibles.
  6. Hacer visibles buenas prácticas laborales en los establecimientos turísticos, habida cuenta que éstos han recibido críticas constantes sobre precarización laboral y bajos salarios. Crear una certificación que identifique aquellos establecimientos que cumplen con unas reglas y pautas determinadas –control energético y sanitario, calidad en la ocupación, avituallamiento en kilómetro cero, etc., bajo la supervisión de las autoridades autonómicas–, posicionaría esa oferta ante una demanda que probablemente va a cambiar en sus preferencias, y será apetente a esos productos de mayor calidad.

Seguir leyendo

Publicado en ECONOMÍA TURÍSTICA | Deja un comentario

Costes e inversión en el coronavirus

Los costes de esta crisis son enormes. Los de transición, es decir, los que atañen a una evolución en el modelo de crecimiento económico, incumben tanto a las empresas privadas como al sector público y su esfera instrumental (consorcios públicos). Esto implica un elevado grado de cohesión y de coordinación de las políticas públicas, que deben ser verdaderamente emprendedoras: la capacidad de cambiar las condiciones de producción y de distribución, una especie de “destrucción-creadora” que vaya en una dirección más sostenible de la economía, menos consumidora de energía, de territorio y de recursos naturales en general. Esto implica crecimiento económico, no decrecimiento. En esta propuesta se deberían defender sendos aspectos: situar los niveles salariales en una fase más adecuada para hacer atractivas estas tareas; y profundizar en una reflexión sobre la política fiscal a aplicar.

Seguir leyendo

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

El turismo, el último que saldrá de la crisis. Entrevista en ARACat de Antoni Bassas

https://www.ara.cat/societat/turisme-ultim-sortira-crisi-carles-manera-illes-balears-coronavirus-covid-19_0_2459154080.html

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Curriculum completo y síntesis curriculares (actualización: 22 de mayo 2020)

CURRICULUM COMPLETO CARLES MANERA

Publicado en CURRICULUMS | Deja un comentario

La crisis antes del coronavirus

Los orígenes de la crisis que nos abate son víricos

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Una crisis sin precedente alguno

Una crisis económica inducida por los gobiernos. Nunca había pasado en la historia económica. Es la entrada en un coma planificado: evitar la muerte del paciente, agredido por un agente biológico. Los problemas no han sido internos: un fenómeno exterior, un virus, ha provocado el desastre. Un colapso que ha tenido al paciente, la economía mundial, durante más de 50 días en una imaginaria UVI mundial: entubado, auxiliado con todo tipo de artilugios –estímulos, ERTES, transfusiones monetarias–, empieza a despertar. De cómo sea esa apertura, esa retirada de tubos y monitores, de cómo reaccione y preserve un nuevo contagio, dependerá de que el enfermo se recupere en mayor o menor tiempo. El símil sanitario no es gratuito.

Seguir leyendo

Publicado en CORONAVIRUS Y ECONOMÍA | Deja un comentario

Los treinta gloriosos años: artículo en la revista Temas

C Manera_T304

Publicado en HISTORIA ECONÓMICA | Deja un comentario