PROGRAMA DE HISTORIA ECONÓMICA, 2018-2019. 4: LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

4. REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Anuncios
Publicado en CURSO 2018-2019, PRIMERO DE ECONOMÍA | Deja un comentario

PROGRAMA DE HISTORIA ECONÓMICA, 2018-2019. 3: LOS LÍMITES DE LAS ECONOMÍAS ORGÁNICAS

3. LÍMITES ECON.ORGÁNICAS

Publicado en CURSO 2018-2019, PRIMERO DE ECONOMÍA | Deja un comentario

PROGRAMA HISTORIA ECONÓMICA, 2018-2019. 2: ¿POR QUÉ LA HISTORIA ECONÓMICA?

2. ¿POR QUÉ LA HIST. ECONÓMICA

Publicado en CURSO 2018-2019, PRIMERO DE ECONOMÍA | Deja un comentario

PROGRAMA HISTORIA ECONÓMICA, 2018-2019. 1: PRESENTACIÓN DE LA ASIGNATURA

1. PRESENTACIÓN

Publicado en CURSO 2018-2019, PRIMERO DE ECONOMÍA | Deja un comentario

Post-verdad económica

Existen factores importantes que inciden en la óptica de un nuevo ciclo económico. En primer lugar, la posibilidad, cada vez más plausible, de que se retiren los estímulos monetarios por parte del BCE –tal y como ya está haciendo la FED–, lo que se traduce en una reducción relevante en la compra de deuda pública por parte del banquero central (y la posible subida en las primas de riesgo de los países con mayores procesos de endeudamiento). En segundo término, la reducción de la oferta de petróleo, lo que infiere la previsible subida de su precio y, por tanto, el encarecimiento de transportes y producción. Un tercer aspecto es la subida de tipos de interés, que el BCE abordará más pronto que tarde, siguiendo la estela de la FED.

Seguir leyendo

Publicado en POLÍTICA ECONÓMICA | Deja un comentario

Subir o bajar impuestos

Se ha abierto otro debate –uno más– sobre los impuestos y la presión fiscal. Maniqueísmo económico, drama hamletiano: argumentos a favor de subir los impuestos; o la vía de bajarlos, para –se dice– animar la economía. El bien y el mal; el mal y el bien, según con qué lupa ideológica se miren las cosas. Una aparente disyuntiva. Es todo un déjà vu, un fenómeno que se reitera siempre que gobiernan partidos de izquierdas, a los que se acusa de vampirizar la ciudadanía con subidas impositivas para sufragar gastos superfluos. La crítica viene de los partidos de derechas, pretendidamente liberales, que tratan de demostrar que sólo la bajada de los tributos va a garantizar, por si misma, una recuperación plausible de la economía. Al tiempo que venden que ellos, con su ideario liberal, van a conseguir algo extraordinario: reducir la presión fiscal, mantener el gasto público y contraer la deuda y el déficit. No existen casos importantes y mantenidos en el tiempo en la historia económica que demuestren que una bajada de impuestos va a inferir, casi automáticamente, una mejora en los ingresos tributarios. Es más, las últimas investigaciones sobre este tema –relacionándolo con la desigualdad–, que se presentaron en el World Economic History Congress, celebrado en el Massachusetts Institut of Technology (MIT), en Boston, en agosto 2018, van en la dirección opuesta: el trabajo expuesto por Thomas Piketty y su equipo demostró, sobre una copiosa batería de datos estadísticos, que los tipos impositivos elevados sobre las rentas más altas fueron una constante en Estados Unidos y en Europa desde 1945, con resultados positivos para las respectivas macroeconomías y con nula afección a las decisiones de inversión.

Seguir leyendo

Publicado en POLÍTICA ECONÓMICA | Deja un comentario

Josep Fontana

 

Se acaba de ir uno de los grandes maestros de la Historia Económica. Sabíamos que esto iba a suceder. Pero siempre se resiste uno a pensar que alguien que te ha acompañado toda la vida, intelectualmente, pueda morir. La aportación de Fontana a las ciencias sociales no puede resumirse en un folio. Su capacidad de investigación, su profundidad analítica y su compromiso cívico, constituyen tres pilares decisivos que nunca abandonó y que explican una pauta, una metodología: siempre en activo, continuamente repensando los procesos históricos, constantemente al lado de los más vulnerables. Y una ayuda permanente para todos los que tuvimos la suerte de conocerle.

Siendo estudiante, había leído a Fontana hacía muchos años. Pero le conocí personalmente en la UAB, cuando creo que él era Decano de la Facultad de Economía. Me presenté tímidamente en su despacho, con la idea de que sería difícil que atendiera a un desconocido licenciado, un principiante sin más acerbo que la obsesión por investigar, junto a la admiración por un referente indiscutible. Josep Maria Delgado, discípulo directo de Fontana, me había recomendado esta visita. Le expliqué a Fontana la tesina que quería desarrollar. Su respuesta fue de apoyo total, de ayuda incondicional. Y supe, en el curso de esta entrevista, que él había estado en Inca, haciendo el servicio militar, en los años cincuenta. Me preguntó por Bartolomé Barceló Pons, el gran geógrafo mallorquín, con quien había establecido contacto en su estancia militar en Mallorca y del que había leído sus trabajos sobre la isla; de Vicens Vives y sus enseñanzas; y de sus investigaciones isleñas, recogiendo precios de productos procedentes de conventos que luego utilizó en alguna de sus publicaciones.  Nos vimos en muchas ocasiones: en congresos, en seminarios, en visitas ocasionales a su piso cuajado de libros –hasta en los baños y en la cocina– cerca del Paral·lel, próximo a Nou de la Rambla, donde tenía también una librería que había heredado de su padre. Siempre solícito, siempre atento, nunca negó una carta de recomendación, un comentario a un libro, un prólogo, la presentación de una obra. Fontana escribió el prefacio de mi primer libro sobre la formación del capital comercial, mi tesis doctoral en Historia, en cuyo tribunal él había sido parte importante. Y presentó mi último libro sobre la desigualdad, en Barcelona, hace ahora casi cuatro años.  Nos mandamos algunas cartas; me conectó en su momento con otro gran historiador económico, Ernest Lluch, cuando éste indagaba sobre la figura de un ilustrado palmesano, Bartolomé Sureda Miserol, el hombre que enseñó técnicas pictóricas a Francisco de Goya. Una interlocución fructífera.

Fontana me avaló siempre que se lo pedí. Presidió el tribunal a la cátedra de Historia Económica de la Universitat de les Illes Balears, a la que accedí; y antes y ahora me había proporcionado consejos y lecturas, comentarios de todo tipo, siempre enriquecedores. Dirigía en la distancia, sin pretenderlo, sin querer hacer una escuela de la que, sin embargo, sus conocedores nos sentíamos parte. Era una persona a la que recurrir, una fuente inagotable de información, que te trasladaba con modestia, escuchando siempre. En los últimos años, nos vimos varias veces en la Editorial Planeta, durante mi estancia como profesor visitante en la Universitat de Barcelona. Hablando de libros, de proyectos, de política.

Se ha ido un cerebro privilegiado, un intelectual cultísimo e irrepetible. Nos deja una obra extensa e intensa, que abraza la historia económica, la política, la cultural, la social y la economía. Releerlo será el único consuelo que nos quede ahora. Y seguir trabajando para hacer que la Historia, por la que tanto luchó, siga siendo un arma intelectual de combate, de entendimiento, de transformación. Hasta siempre, maestro, amigo.

 

Publicado en HISTORIA ECONÓMICA, Sin categoría | 2 comentarios