La caída del caballo: el FMI advierte sobre el cambio climático

Que el cambio climático es una de las amenazas más importantes que tiene la economía mundial –y no sólo ella–, no lo discute nadie medianamente sensato. Sólo ignorantes supinos y estúpidos –algunos con gran poder, como el presidente Donald Trump– cuestionan los resultados que se conocen desde hace ya décadas, y que inciden en un corolario evidente: urgen políticas que se enfrenten a las consecuencias derivadas del cambio del clima. Muchos economistas del mainstream no niegan la cuestión, pero la edulcoran con metodologías que focalizan la atención sobre el, para ellos, correcto funcionamiento de los mercados. Pero he aquí que, recientemente, instituciones emblemáticas de ese mainstream están virando las posiciones. Es el caso del FMI, que en su blog (https://blogs.imf.org/2018) acaba de comentar que las consecuencias negativas del cambio climático obligan a los gobiernos a actuar. El propio Fondo había expuesto, en otras aportaciones al blog, que una subida de 1 grado centígrado en economías con 25 grados de media, podría suponer una reducción de 1,5% en la renta per cápita. 

La preocupación del FMI se centra, de forma esencial, en los países emergentes (India) o en los menos desarrollados (Etiopía, Malasia), toda vez que en muchos de ellos existen riesgos reales, que se agravan con el cambio climático, en el acceso a recursos básicos como agua y comida, y en la utilización más eficiente de las tecnologías (el ejemplo que se pone son los aires acondicionados en India). Ante esto, la advertencia del FMI es: las naciones más avanzadas deben actuar para reducir sus gases de efecto invernadero, a la vez que establecer planes específicos de inversión para ayudar a los países pobres en la lucha contra el cambio climático. De hecho, concentrar los esfuerzos inversores en atajar el calentamiento global del planeta se plantea como una vía crucial para el FMI: las altas temperaturas van a reducir la productividad laboral y, a la vez, generar problemas graves de salud. 

Que una institución como el FMI escriba en sus palestras oficiales la inquietud hacia el cambio climático, un aspecto que hasta hace relativamente poco tiempo parecía un objeto patrimonial de científicos desplazados, de movimientos ecologistas y de algunos partidos de izquierdas, denota la relevancia del problema que, no debemos engañarnos, tiene vertientes de negocio innegables. El llamado “capitalismo verde” constituye una ruta de actuación para inversores que, hoy en día, tienen grandes cantidades de recursos acumuladas en especulaciones financieras: estamos ante la financiarización de la economía. Pero entre los nichos de inversión productiva real, se encuentran, sin lugar a dudas, todas aquellas actividades que se relacionan con el medio ambiente y, en concreto, con la lucha frente al cambio climático. Las vertientes son diversas: tecnológicas y formativas, con alto protagonismo del sector público, como ha escrito hace poco (febrero de 2018) Mariana Mazzucato en un trabajo para la Unión Europea (https://www.ucl.ac.uk/bartlett/public-purpose/news/2018/feb/mazzucato) relacionando investigación, innovación y aplicabilidad para una economía más sostenible. 

 
Anuncios
Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

Crecimiento económico gris

Esta idea, el crecimiento gris, es del economista argentino Rolando Astarita, uno de los más interesantes hoy en día a partir de sus análisis sobre la evolución del capitalismo. Astarita –que ha estado hace pocos días en la UIB, impartiendo un seminario de trabajo– defiende la idea de que el capitalismo no se encuentra en un colapso final –como algunos economistas de izquierdas han preconizado–, ni tampoco en una etapa de superación de los ciclos económicos –según afirman los economistas más liberales–. La trayectoria económica, indica Astarita, es cíclica, con claroscuros, pero con evidentes capacidades para rehacerse. En este contexto, señala que los economistas no supimos ver la dimensión de la Gran Recesión. Y los recetarios que se han impuesto se han revelado un fracaso rotundo. Este último aserto ha sido promulgado, sobre todo, por economistas heterodoxos –como es el caso de Astarita– es decir, aquellos que no se ubican en el mainstream de la profesión. Tales afirmaciones han sido tildadas como falacias, y despreciadas por los economistas convencionales.

Seguir leyendo

Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

Geopolítica y proteccionismo económico: amenaza latente

Asistimos a una coyuntura de gran inestabilidad, muy volátil, con cuatro vértices claros: las agresivas declaraciones económicas de Donad Trump; las elecciones italianas; la situación de Alemania; y el conflicto, ya latente –con Corea del Norte, China y Rusia como protagonistas centrales– en el mar de China. Cuatro focos que están baqueteando la economía internacional, en absoluto instalada en las fortalezas que se predican. El proteccionismo económico constituye el gran telón de fondo, aderezado por la nueva administración norteamericana.

Seguir leyendo

Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

Entrevista sobre la economía balear en IB3, programa Al Día. Intervención en catalán

https://goo.gl/AJ2Dtv

 

Publicado en ECONOMÍA BALEAR, VIDEOS | Deja un comentario

Cambio climático: la lucha necesaria

La amenaza del cambio climático es una realidad. El impacto del clima sobre la economía no es, sin embargo, un fenómeno nuevo. En 1800, William Herschel, astrónomo, indicó que existía una correlación entre la aparición de manchas solares y las variaciones en el precio de los cereales: pensaba que las manchas solares suponían un aumento del calor irradiado y, por tanto, una mejora de las cosechas terrestres. Esto fue objeto de estudio por parte de William Jevons, el gran economista marginalista, en forma de investigación estadística. Jevons ayudó a construir un importante cuerpo teórico para la economía académica. Y enfatizó la relevancia de los recursos naturales (y de su escasez) para el crecimiento económico. En su libro The Coal Question (1865) indicó que sustentar todo el desarrollo sobre una fuente de energía limitada –como el carbón– representaba consumir un capital natural que se acabaría agotando, de manera que resultaba imprescindible pensar en nuevos vectores energéticos.

Seguir leyendo

Publicado en ECONOMÍA Y ECOLOGÍA | Deja un comentario

Batacazo bursátil

Los analistas de Wall Street ya han pensado y escrito sobre la reciente crisis de las bolsas. Crisis de calado: sólo recuerden que el Dow Jones de la Bolsa neoyorquina padeció su caída más drástica en toda su historia; es decir, la pasada semana perdió más puntos que en el ya famoso octubre de 1929. ¿Qué ha pasado? A los economistas se nos queda la cara de bobos cuando se desploman, con estrépito, los indicadores: si estaban subiendo tanto, ¿cómo pueden caer casi de repente? Esta pregunta ha sacudido las conciencias de los expertos, que se vuelcan a las explicaciones de manual, ignorando frecuentemente las lecciones de la historia económica. Se indica que la previsible subida de tipos de interés resitúa las apetencias de los inversores. Y que el tipo de interés puede aumentar justamente por la situación de bonanza económica: el fantasma de la inflación sería la causa central para actuar de nuevo sobre la política monetaria. Así, se concluye que estamos ante “ajustes internos”, concretados en recogidas de beneficios en renta variable y canalización inversora hacia la renta fija: la compra de deuda, básicamente (los bonos alemán y norteamericano a diez años incrementan sus rendimientos).

Seguir leyendo

Publicado en GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA | Deja un comentario

El acecho de una nueva burbuja económica

El Banco de Pagos Internacionales (BIS), que supervisa el estado del sistema financiero mundial, alerta en un reciente informe que la deuda privada se está disparando. Esta fue una de las causas de la crisis financiera que se inició hace una década. Esta evolución de la deuda en diferentes países significa que una subida de tipos de interés puede provocar gran estrés financiero en los agentes privados, familias y empresas. Sobre todo si se asocia a un debilitamiento de la actividad económica o a un bajo crecimiento. Contrariamente a las interpretaciones más optimistas de la coyuntura económica, creo que la situación no parece halagüeña. Y subraya que hay mala asignación de recursos en la economía, especialmente en el sector de la vivienda: sus precios crecen con fuerza en casi todos los países. En España, este precio ha pasado de caídas del 10% en 2012 a un nuevo repunte desde inicios de 2014, para cerrar 2016 con un aumento del 1,5%: casi 12 puntos de avance en cuatro años, según datos del INE y del M. de Fomento.

Seguir leyendo

Publicado en ECONOMÍA ESPAÑOLA | Deja un comentario