Acechan más recortes. El Banco de España se excede en sus atribuciones

El gobernador del Banco de España, Luis Maria Linde, ha lanzado, en plena etapa electoral, un nuevo misil ideológico: urge flexibilizar todavía más el mercado laboral y, en definitiva, ir hacia más precariedad en los contratos laborales. El gobernador, un cargo por el que se percibe una sustanciosa suma, y que tiene como cometido esencial trabajar para la estabilidad de los mercados financieros, su solvencia y la capacitación de créditos, se mete en un jardín que no le corresponde. Linde puede opinar como economista sobre políticas económicas específicas; pero no como gobernador del principal banco español. Las coincidencias con el PP –y, en parte, con Ciudadanos– de esas recomendaciones sobre el mercado de trabajo son palmarias. Linde señala, de manera directa, la opción que prefiere el regulador. Esa tesis será la que acabe imponiéndose si el PP puede gobernar de nuevo, con el pretexto de que debe corregirse el déficit público y cumplir con las directrices comunitarias. Así pues, esperan nuevos recortes de gasto público, si no existe una estrategia clara de negociación política y económica con la Comisión Europea, negociación que no puede formularse de manera aislada.

Linde sigue el sendero marcado por su predecesor, Miguel Ángel Fernández Ordoñez (MAFO), un técnico correoso y solvente que perdió mucha credibilidad tras su paso en la jefatura del Banco de España, a pesar de lo que expone en su último libro, en el que traslada culpas y responsabilidades a todos. También MAFO se metió en camisas de once varas, incidiendo en recetarios que debían aplicar los gobiernos en relación al mercado laboral. Mientras lanzaba esas puyas, el suelo financiero temblaba. Ahora, la situación es más sosegada, sobre todo por las actuaciones desplegadas por el Banco Central Europeo, más que por la política monetaria de Linde. Veremos cuál será la actuación y la hoja de ruta del Banco de España en el nuevo escenario que se abre sobre compras de bonos corporativos. De eso debiera preocuparse y ocuparse Linde, más que de decirnos que, para sostener la economía, debemos estar todos más inseguros en nuestro puesto de trabajo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA ESPAÑOLA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s