En peligro la seguridad mundial

El lanzamiento de la “madre de todas las bombas” por parte de Estados Unidos sobre Afganistán, la bomba convencional más potente –con unas diez toneladas de peso– que dispone el ejército norteamericano, supone un mensaje de potencia militar a China, Rusia y Corea del Norte. En cualquier caso, alimenta todavía más la inseguridad internacional. El avispero del mar de China –al que se dirige una parte importante de la flota norteamericana en el Pacífico–, junto al recrudecimiento de los ataques terroristas en los países europeos y a la existencia de líderes verdaderamente desequilibrados en Estados Unidos, Rusia y Corea del Norte, infieren mayor intranquilidad, abonada por los reiterados anuncios de expansión del gasto militar en esas naciones. Esta bomba, devastadora, es decir, en absoluto de precisión (como el Pentágono ha dicho: el objetivo militar directo dista mucho de ser real, y obedece más a una demostración de fuerza), será un nuevo pretexto para el terrorismo islámico. Trump sigue con su escalada imprevisible; pero no debe olvidarse que en la geopolítica más convulsa, existen dirigentes que parecen esperar la más mínima provocación para alimentar ese despropósito de una nueva guerra, que estimule los aparatos productivos militares y los negocios privados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en COMENTARIOS POLÍTICOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s