Los puentes rotos

Se va tejiendo de manera firme la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Las palabras del Rey no invitan a la negociación, un concepto que no ha aparecido en su discurso. Se pide, se exige, una rendición incondicional a una parte muy significativa de la población de Catalunya. Por otra parte, una DUI será, a su vez, un desastre, un factor imprevisible que contribuirá a retroalimentar en negativo la situación. Se necesita tiempo de sosiego, de arrinconar las vísceras y de trabajar con la razón. Y confiar, quizás, en Europa: en que se involucre en todo este proceso, ya descarrilado. Negociar implica ceder, por ambas partes, con honestidad, sin horizontes electoralistas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en COMENTARIOS POLÍTICOS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los puentes rotos

  1. jlgarciaruiz dijo:

    Pues sí, plantear una mediación europea parece lo más sensato. Cuanto antes, mejor.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s