La financiación autonómica: reto para 2017

Los trabajos sobre el vigente sistema de financiación autonómico son ya importantes. El tema vuelve a emerger con el inicio del nuevo año y ante la posibilidad de revisar la financiación de las autonomías. Hay un factor que es clave: Balears es una comunidad mal financiada, desde el momento en que no puede cubrir satisfactoriamente sus necesidades de gasto y, también, en función de sus aportaciones a la caja de la hacienda común. Pero este hecho, que siempre se destaca, no puede eludir el avance conocido con el vigente modelo de 2009.En diciembre de 2016, un grupo de expertos de Fedea, CSIC y la Fundación Internacional Olof Palme, se reunieron en S’Agaró para revisar la situación del modelo, con diferentes trabajos de investigación (véase: http://documentos.fedea.net/pubs/fpp/2016/11/FPP2016-24.pdf). En todas las aportaciones detalladas, firmadas por expertos en el campo de la financiación autonómica, se revelaba el avance de Balears en relación al modelo autonómico anterior. El profesor Ángel de la Fuente detallaba cálculos de financiación normativa para 2013, a competencias homogéneas y por habitante ajustado. Balears se ubica, según esto, en una financiación de 2.115 euros per cápita, lo que sitúa el archipiélago en un índice 98,9 sobre 100 de media (cuadro 1 del siguiente documento: http://documentos.fedea.net/pubs/fpp/2016/04/FPP2016-08.pdf). Las correcciones normativas realizadas por el autor (cuadro 5 de dicho documento), colocan a Balears con 2.251 euros per cápita, un índice 106,1 sobre 100. El dato significa que Balears ocupa la posición número 5 (gráfico 1 del documento) de las autonomías, un avance clarísimo (y siempre poco destacado) si se coteja con la situación hasta 2008, cuando Balears estaba a la cola del ranking, con un índice 79 en financiación per cápita. Es decir, no se ha perdido el tiempo.

¿Qué quiero decir con esto? Varias cosas:

  1. Balears prácticamente se ha ubicado ya en la media de financiación per cápita a competencias homogéneas y por habitante ajustado, que era el objetivo que el govern del presidente Antich tenía y que, además, fue consagrado en un mandato de todo el Parlament, con el decisivo apoyo de la sociedad encabezada por el Cercle d’Economia de Mallorca. No se parte de cero en la nueva negociación: esto es muy importante para evitar confusiones.
  2. Balears necesita más financiación. ¿Debe obtenerla del nuevo sistema, o del desarrollo de las inversiones estatutarias y del REB? A mi juicio, de estas dos piezas clave. Pero es relevante saber qué queremos. Y comunicarlo sobre documentos solventes. Sin embargo, debe considerarse lo expuesto en el encuentro de s’Agaró:
  3. a) Urge simplificar el sistema y a la vez dotarlo de un mecanismo de equilibrio vertical.
  4. b) Las comunidades autónomas deben tener un mayor control sobre sus ingresos y, a su vez, exigirles a cambio una mayor responsabilidad sobre la financiación de sus decisiones de gasto.
  5. c) Los problemas de reparto que plantea el sistema actual no pueden ser tratados de forma abrupta. Se impondrán períodos de transición para evitar pérdidas absolutas de financiación en términos nominales para ninguna comunidad.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA BALEAR. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s