La Emilia Romagna de siempre

Se ha frenado el avance de un populismo neofascista encarnado por Salvini, en la mítica región italiana de la Emilia Romagna. Mítica por muchos motivos: pulmón económico, centro esencial de la teoría de los distritos industriales de la mano de los profesores Giacomo Becattini y Salvatore Brusco, nicho de históricas protestas obreras, foco de capacidades sociales, culturales, de talento. A pesar de los vaticinios nada halagüeños, muchos confiábamos en la capacidad reactiva de esta histórica región, con Bolonia como gran capital, con Umberto Eco –entre otros– como referencias esenciales, recordando, además, el gravísimo atentado fascista que segó hace años a decenas de vidas en un túnel ferroviario cercano a la estación boloñesa. La participación de los jóvenes ha sido crucial para este triunfo, que aletarga el avance de la ultraderecha anti-europea. Es nuestra Emilia Romagna de Novecento, de Olmo y los Berlingueri, del desarrollo industrial y agrario, de la lucha de clases. Gracias, Emilia Romagna, por tantas cosas.

Esta entrada fue publicada en COMENTARIOS POLÍTICOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s